Un cambio al Valencia (parte 2)

No termino de estar de acuerdo con que el inicio de Pako fuera mejor que el de este año. Contra Las Palmas en la 16/17 el resultado fue demasiado abultado para lo visto (2-4), de acuerdo, pero la sensación de fragilidad que daba aquel equipo era terrible. Vamos, que no creo que cada llegada del equipo canario se traduciera en gol sea fruto de la mala suerte. Este año en cambio los amarillos no tuvieron ninguna oportunidad. En el Bernabéu pudistes perder, pero es que no hay nadie que pase por ese campo y no tenga que sufrir una barbaridad para llevarse algún punto. 

Lo que sí está claro es que el gran inicio se debe ante todo al estado anímico del VCF. De hecho no sé si en el fútbol importa mucho más el estado de ánimo que todo lo demás. Sin olvidar por supuesto el gran trabajo de Marce a nivel táctico, futbolístico… y que hay mejor plantilla. 
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
El Valencia ha sacado adelante varios partidos por ese momento de forma. Si queremos ser optimistas podemos pensar que sin estar al 100% en cuánto a juego tienes estos números…cuando el equipo sea lo que justamente Marcelino espera y desea terminarás por encima de lo que todo el mundo esperaba. 

En mi opinión para poder pelear por el título el VCF necesitaría mantener este nivel durante dos o tres temporadas para crear el poso de solidez, experiencia y madurez que se requiere; al nivel de Barça y Madrid no se llega en dos ratos. 

Por lo pronto, el objetivo realista es la cuarta plaza. La cuál sería éxito y pienso que vamos a conseguir. 
Era un equipo más frágil, sobre todo en las áreas, pero a mí el juego me parecía similar. Con más convencimiento, confianza, seguridad y optimismo en esta ocasión. Pero al final el Valencia este año podía haber comenzado con 1/6 de la misma manera que el año pasado comenzó con 0/6. Pero no lo hizo. Y es coherente, no lo dudo, pero sobre todo es importante. Las dinámicas siempre se construyen así.
En los últimos años, el día a día del Valencia CF ha estado presidido por la inestabilidad, la cruda nostalgia y la frustración. Por eso, lo que luego terminaba sucediendo sobre el césped no parecía más que la inevitable consecuencia de un contexto autodestructivo que impedía afrontar con normalidad cualquier tipo de duda, problema o simple contratiempo. Todo era un drama. No había tiempo ni calma.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Pero aunque los problemas de un conjunto no tengan su verdadero inicio en los terrenos de juego, lo cierto es que allí mismo sí pueden encontrar su final. El caso del Atlético de Madrides paradigmático. El club rojiblanco sólo pudo normalizar su caótico día a día cuando los resultados comenzaron a acompañar. La cuestión es que para ello tuvo que llegar alguien que revolucionara y recapitalizara el club.
El Valencia CF necesitaba consenso. Y lo encontró desde el primer instante con Marcelino. El técnico asturiano despertaba confianza y seguridad. Su experiencia en los banquillos, amen del conocimiento que ya existía sobre su modelo de juego, le distanciaba de varias de las últimas experiencias vividas en la Capital del Turia y, al mismo tiempo, le acercaba a lo que pudo ser y finalmente no fue Valverde.