El Príncipe

En mi opinión, más de lo que venimos hablando siempre. Cuando el Atleti se dio cuenta de que tenía que dejar de replegar y empezar a achicar, comenzó su partido.

Qué barbaridad la presión de Koke en la segunda parte, cómo barría el segundo pase. Parecía que la salida del OM se estancaba siempre en el perfil derecho de su frontal.
Y además es súper fiable. Cada vez elige mejor y se complica muy poquitas veces. Ahora bien, ¿qué te dice con el balón en los pies? Para adoptar, por ejemplo, el rol de Filipe en salida, o para dar, siendo central, esa primera conducción pase que tanto se cotiza ahora.
Koke fue otro de los que tela, tela con su partido. Y, a pesar de ese esfuerzo por recuperar en mediocampo, aún sí le sobraron fuerzas para dar 2 asistencias. 2 asistencias en una final. Para mí, cuanto más cerca del área, mejor.
Yo le veo más creciendo “a lo Varane” que a lo “Sergio Ramos”. Digamos que hará de su potencia, colocación y velocidad virtud, y con salida de balón se complicará poco. Alcanzar el nivel técnico de Filipe Luis, es imposible. Básicamente es que ese nivel sólo lo tiene Griezmann en el Atleti. Veo más crecimiento en salida a Giménez que a Lucas, el pase en largo del uruguayo me parece bastante bueno.
Compra en nuestra tienda online botas de fútbol, equipaciones oficiales.
Una cosa a colación de esto de la final de ayer es, alguien recuerda un defensa del Atleti ayer arriesgando un pase antes del 2-0 o comprometiendo a un medio con una pelota de espaldas ??? Eso es saber jugar finales, y así es como es el Marsella empezó a perder la suya.
Comparto el análisis del encuentro. En el lado marsellés, debo decir que me gustó mucho Bouna Sarr, me pareció un jugador muy venenoso y realmente quién más sensación de peligro individual me produjo. Más allá del planteamiento del encuentro por parte de Rudi García, no me convenció su dirección de campo. Me faltó ver a Maxime López directamente en la base de la jugada, y creo que la delantera del OM reclamaba la presencia de Mitroglou para fijar a los centrales, ser una presencia en el área y favorecer los movimientos sin balón de Ocampos y Germain.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
El Atlético compitió con la convicción en la victoria y con una ventaja en las áreas demasiado grande. El temple y calidad con el que definió Griezmann fueron la muestra perfecta de por qué ha sido uno de los cinco mejores jugadores las últimas tres temporadas, absoluta grandeza. Antoine y Koke fueron los encargados de poner la gota de calidad diferencial, pero el resto del once demostró ser parte de un equipo y una idea que lo tiene absolutamente claro.
Se vio claro que el Olympique tenía que aturdir de inicio y adelantarse en el marcador. Su falta de ‘cuerpo’ como equipo y de experiencia al más alto nivel le condenaría en el largo plazo. Las finales van de ver quién tiene más experiencia y calidad en el minuto 25, en el minuto 30, cuánto fútbol tienes en el minuto 70, cómo eres capaz de aprovechar tus momentos.

Ahí, el Atlético de Madrid es aristocracia en Europa.